No más basura al mar

No más basura al mar

Cada año, entran al océano entre seis y ocho millones de toneladas de basuras marinas. Se estima que, entre un 80% y 90% de ellas provienen del plástico. Elisa Rojo-Nieto, de Ecologistas en Acción, advierte que este material afecta directamente a los seres vivos. Tanto a nivel físico -desmayo, ahogo- como por la ingestión de sustancias tóxicas propias de los plásticos -Bisfenol A (BPA), ftalatos-. «Un total de 690 especies marinas se han visto afectadas por este material», detalla la experta: «Al final, estos elementos nocivos acaban en nuestro plato». 

Según el estudio, la mayoría de los productos emiten estrógenos: un problema de salud que puede ser resuelto, del investigador Chun Z. Yang, una exposición al BPA puede acarrear numerosos problemas de salud. "Puesto que esta sustancia actúa como un disruptor del sistema endocrino, un contacto directo a través de alimentos o líquidos envasados en plásticos puede producir una pubertad temprana en las mujeres, reducir la cantidad de esperma en los hombres, alterar las funciones reproductivas, obesidad o aumentar el riesgo de padecer cáncer de ovarios, próstata o testículos", recoge el informe. Igual ocurre con el PET, también presente en la mayoría de los plásticos y que, tal y como afirma el estudio Tereftalato de polietileno puede acelerar los disruptores endocrinos, a elevadas temperaturas puede afectar al sistema hormonal. 

Así, ciudades como San Francisco ya han prohibido la venta y esperemos que en breve en Europa se tomen este tipo de medias.

FOTO:@kortajarenajon